lunes, 30 de julio de 2012

Discurso contra el maltrato animal

Por Pamela García Hernández | 2o. de Comunicación sabatino


La grandeza de una nación y su progreso moral 
pueden ser juzgados según la forma en que tratan a sus animales.
Mahatma Gandhi




El siguiente discurso (1) es con la finalidad de concientizar al público sobre el excesivo maltrato ejercido a los animales. Antes que nada es fundamental conocer la definición universal de maltrato animal, la cual expone el maltrato como crueldad o tratamiento que causa sufrimiento, daño o dolor a los animales; ya sea por placer, entretenimiento u obtención de bienes como pieles, carne y experimentos científicos.


Si bien el maltrato animal se remonta desde hace muchos años, hay que reconocer que hoy se ha tomado conciencia sobre el tema; pero a la vez siguen ocurriendo actos horrendos contra animales indefensos incluso en países desarrollados, España y sus corridas de toros, por ejemplo.

En la antigüedad, el maltrato ocurría deliberadamente como cuando se utilizaba a los animales como bestias de carga hasta su muerte, o como equipo de guerra, como la caballería, con muchos animales víctimas de la violencia bélica. La moda donde se mataban cientos de animales solo para un abrigo llevando algunos hasta la extinción, y nadie comprendía que los animales también son seres que sienten y merecen respeto, alimentación, salud y sobre todo amor.

Muchos saben qué es el maltrato animal y que clases de maltrato hay, pero la mayoría no sabe que estos animales tienen derechos y que existen leyes para su protección como la Declaración  de los derechos universales de los animales. Lastimosamente estas leyes no son tan fuertes en la mayoría de los países y no son acatadas, principalmente en países subdesarrollados como el nuestro. Pero no todo está perdido hay mucha gente que comparte esta misma  preocupación y se han formado grupos ambientales y de protección animal que luchan por frenar este fenómeno, poco a poco y buscando una salida pacífica y empujando con fuerza para que estas leyes sean respetadas y acatadas en todos los países. 

Cada año se sacrifica a miles de animales para satisfacer nuestros deseos de moda, se les tortura sin piedad y luego se les inmola sin importar que sean seres que comparten nuestra misma capacidad de sentir. Nuestro egoísmo y sentimiento de superioridad no nos permiten ver el dolor al que sometemos a nuestros compañeros de ecosistema, dándoles malos tratos y abusando de ellos, dejándonos influir por lo que está en boga o por la ambición de vernos bien, según nosotros.

Es importante resaltar que está psicológicamente comprobado: las personas que abusan de animales son más propensos a abusar de cualquier ser humano también. Cuando se es niño, se tiene la inocente curiosidad por el maltrato, en su amoralidad, el niño no distingue lo bueno de lo malo, por ello es de suma importancia la atención de los padres y maestros, para  corregir este tipo de acciones a tiempo, con el fin de evitar la creación de más asesinos.

Es ahí donde surge una importante cuestión ¿Por qué se siguen fomentando peleas de gallos, corridas de toros y cacerías, como deportes? ¿Queremos acaso seguir creando más asesinos seriales? ¿Por qué si existen leyes a favor de la protección animal no se cumplen?

Para fabricar un abrigo se necesitan 20 focas bebés u ocho focas adultas, o nueve leopardo. Todo el daño que se hace solo para que alguien no sienta frío ¿será esto justo? A pesar  que esto es aterrador existen peores formas de maltratar a un animal como la que se utiliza como diversión o mal llamada deporte, entre estas, las corridas de toros; donde el mejor torero es el que se burla del animal torturándolo clavándole chuzos desangrándolo poco a poco hasta que la gente quede contenta viendo como final la gran espada del torero le atraviesa todo su lomo hasta llegar a su corazón estallando la plaza con aplausos y elogios a su héroe el torero, un ser sufre y muere y otros gozan y disfrutan ¿Quién será el animal?


*******************************

“Aquel que es cruel con los animales se vuelve difícil también en su trato con los hombres. Podemos juzgar el corazón de una persona por la forma en que trata a los animales.” Escribió alguna vez el filósofo alemán, Immanuel Kant

Al igual que los seres humanos, los animales también tienen derechos, ya que desde el año 1977 la Liga Internacional de los Derechos del Animal creó las leyes de amparo para los animales y en 1978 estableció la Declaración universal de los mismos que luego fue aprobada por la UNESCO y la ONU.

Hoy en día, aunque existen políticas de protección animal, se siguen cometiendo actos de crueldad contra nuestros hermanos menos evolucionados. Uno de ellos es con el pretexto científico, donde cientos de monos, ratas, perros, gatos, viven en condiciones deplorables, sufriendo torturas diarias con el pretexto de desarrollar medicamentos y tecnología a favor de los humanos, ¿pero no sería mejor desarrollar una tecnología en la cual se pueda hacer estas pruebas sin dañar a otros seres? ¿Por qué se cree que para un maquillaje, un desodorante, un shampoo o un medicamento sea necesario tanto maltrato? ¿no es irónico pensar que para mejorar nuestra salud haya que destruir vidas?

Con finalidad científica: a monos y conejos se les obliga a fumar hasta que mueren de cáncer pulmonar; se somete a animales a descargas eléctricas hasta que quedan sin poder valerse por sí mismos; a conejos sin protegerles los ojos, les ponen maquillaje para los ojos y tintes para el cabello hasta que los ojos y la piel se les ulceran; a monos se les deja morir de hambre, o se les obliga a correr dentro de ruedas y se les somete a radiación. El tiempo que duran en esto es de 37 horas.

Otros maltratos conocido, son: a gatos se les ciega y castra y se les destruye el sentido del olfato, se les cortan nervios de los órganos sexuales, y entonces se les somete a pruebas para ver cómo responden en sentido sexual; a los animales se les destruyen las cuerdas vocales para que no puedan gritar. Tan solo en los Estados Unidos, 74 millones de animales mueren anualmente en esos experimentos médicos.

Además continúan las peleas de gallos, a los cuales se añaden espuelas de acero de hasta diez centímetros de largo; peleas de perros, los que cubiertos de sangre, con los ojos desgarrados, las orejas mordidas, moviéndose sobre lo que les queda de patas rotas o desgarradas, siguen luchando para satisfacer a sus propietarios. Miles mueren cada año.

Otras prácticas igualmente lacerantes son las de "Tocar el piano". Al terminar la temporada de caza, algunos cazadores se deshacen de sus perros ahorcándolos. Los dejan de puntillas por lo que el perro muere por asfixia cuando por cansancio se deja caer. O bien, el llamado Rodeo chileno, en que se frena a un novillo en plena carrera, embistiéndolo contra una barrera paralela a su dirección de desplazamiento. Este es el deporte nacional de Chile. Este tradicional deporte se realiza en Chile desde hace más de 400 años.

El maltrato a los animales es un crimen que hasta ahora afecta a las especies animales, pero a la larga se volverá en contra de las personas. La crueldad contra los animales es un problema social que afecta al planeta y al ser humano. El cuidado y la protección de los animales es una labor compartida y todos deben tomar partido en ella; organizaciones, gobierno y personas ordinarias.

Las naciones deben crear conciencia y establecer leyes y normas concretas y adecuadas, que aboguen por los derechos de los animales. Además deben velar por que estas se cumplan de manera justa. Por otra parte existen numerosas organizaciones o fundaciones que han tomado conciencia de esta problemática con el propósito de proteger y hacer respetar los derechos de los animales.

Considero, que se deben empezar a tomar medidas, a esclarecer dudas acerca del perfil, personalidad y conducta de los abusadores para evitar esta crueldad e impedir sufrimientos futuros entre la sociedad; por esta razón es fundamental conocer las características expuestas sobre los maltratadores e incluso dedicarse a examinar las actividades de los niños, esperando que así se prevengan o cesen los diversos tipos de maltrato por placer, por progreso (tecnología), por moda, por alimentación, por arte, por deseos sexuales, por vicios y por todo tipo de ideales que muchos suelen llamar insuficiencia o instinto de vida, que en realidad no es más que un simple instinto de muerte.

¿Y por qué no comenzar con medidas desde hoy? Comiendo menos carne, cuidando la naturaleza, imponernos en contra de las atracciones que utilizan animales, como los circos, las corridas de toros, peleas de perros y gallos, uniéndonos a asociaciones que apoyen este tipo de causas, simplemente prestando más atención en estos seres que no pueden quejarse pese a los múltiples maltratos. Cambiando nuestras costumbres para así tratar de cambiar un poco el mundo que hemos destruido.

Escribió el célebre caricaturista Quino:  Dicen que el hombre es un animal de costumbres, más bien….. De costumbre, el hombre es un animal.

(1) Discurso presentado por la alumna como examen final de la materia Comunicación verbal impartida por la maestra Gabriela Tapia Vega.

2 comentarios: